"Nuestro bloque tiene la mayoría, debemos ejercerla aprobando ordenanzas para el pueblo"

El concejal Javier Parbst realizó un pequeño balance de su gestión y detalló cuáles son los proyectos que buscará aprobar en las próximas semanas. La creación de las Amarras Públicas Isleñas, la Banca Juvenil y la Reserva Natural de Rincón de Milberg son algunas de las prioridades: "Si sumamos la totalidad de concejales del bloque oficialista tenemos la mayoría necesaria para hacer realidad estas iniciativas", expresó. La construcción de las Amarras Públicas en la calle Valdivia y Río Luján es una demanda de la comunidad isleña. El proyecto fue presentado en febrero y se encuentra en la Comisión de Urbanismo. "Está todo para concretar esa propuesta y hasta hay inversores privados para financiar la obra. Sólo falta voluntad política de aprobarlo", expresó Javier Parbst. Las tierras de la Armada Nacional en la localidad de Rincón de Milberg, en la confluencia del Río Luján y el Canal Aliviador, son un espacio codiciado por proyectos privados, mientras que distint

17 de Octubre: El Pueblo lo hizo a Perón…

Emociones y sentimientos de un día fundacional para el Movimiento Peronista.


La “pueblada de la lealtad” fue el Pueblo rescatando a su líder, fue el reconocimiento de un Pueblo movilizado por quien les cumplió, los dignificó y les demostró que unidos y organizados podían enfrentar a la oligarquía que los explotaba en condiciones miserables.

Ese mismo Pueblo que había apoyado multitudinariamente a Yrigoyen, volvía a creer en un coronel que se jugó todo por la causa de los humildes.

En estos días donde tanto odio gorila se expresa, donde la derecha, los que todo tienen, salen en nombre de la “libertad”, la “justicia”, la “república” y demás baratijas con que obnubilan a los que se creen cultos; vamos a hacer otra mirada del 17 de Octubre, desde la vereda de enfrente, desde los enemigos de ese Pueblo pobre al que desprecian, porque de lo que se trata es de aprender la historia para comprenderla; cuando nos asombramos por los odios furiosos que vemos en las marchas de la derecha, hay que pensar cómo los formaron, educaron y condicionaron a crecer odiando al Peronismo, desconfiando de lo popular, descreyendo de lo nacional, subestimando a lo autóctono, como consecuencia de la sumisión de nuestra elites acomplejadas a las imposiciones del mundo sajón que las compró siempre por monedas.

Al peronismo hay algunos que lo odian porque otorgó derechos a los pobres, lo odian porque tocó la renta de la oligarquía y le temen porque planteó una tercera posición apoyada en la justicia social que cuestiona todo un sistema a favor de los privilegiados.

Podría citar el texto de Scalabrini Ortiz, famoso, una pieza de literatura brillante, o a Marechal, hablando del 17 de octubre, pero veamos el 17 de Octubre desde las “elites” que veían peligrar sus privilegios. El mismo Borges, decía por esos días: “Usted no sabe lo que fue eso, horrible. Algo tremendo. Yo estaba avergonzado e indignado…” o a Ezequiel Martinez Estrada que podría haber estado estos días en el obelisco: “Era un sector numeroso del Pueblo, el de los resentidos, el de los irrespetuosos, individuos sin nobleza… turba… populacho… horda… recogida con minuciosidad del hurgador en los tachos de basura, residuos sociales… hez de nuestra sociedad… chusma… pueblo miserable de descamisados y grasitas, desdichado pueblo que ha perdido el respeto… nuevo tipo étnico de “cabecitas negras” y “peloduro”…”

Esto pensaban los intelectuales al servicio del establishment. También el partido socialista, por ejemplo a través de La Vanguardia: “En los bajíos y entresijos de la sociedad hay acumuladas miseria, dolor, ignorancia, indigencia más mental que física, infelicidad y sufrimiento. Cuando un cataclismo social o un estimulo de la policía moviliza las fuerzas latentes del resentimiento, cortan todos las contenciones morales, dan libertad a las potencias incontroladas, la parte del pueblo que vive ese resentimiento y acaso para su resentimiento, se desborda en las calles, amenaza, vocifera, atropella, asalta a diarios, persigue en su furia demoníaca a los propios adalides permanentes y responsables de su elevación y dignificación”.

Hay más, mucho más, de ahí viene el odio, el desprecio con que formaron a generaciones y generaciones de argentinos y argentinas que se creen cultos y no son más que víctimas del sistema dominante que trabaja desde su formación mas temprana en convertirlos en liberales descreídos de todo logro colectivo como nación.

Hoy, 75 años después, las mayorías populares siguen amando a Perón y Evita, hoy, desde hace unas décadas ya, el enemigo del Pueblo, los representantes del status quo que el Peronismo siempre combatió, se disfrazan de Peronistas para ganar elecciones. Sin embargo, el Peronismo dejó algo más: un Pueblo que no come vidrio, que se lo puede engañar como la derecha lo hizo para llegar al poder en 2015, pero nuestro Pueblo a pesar del gran porcentaje de descreídos que nos deja la demonización constante de la política, no come vidrio, sabe, siente y comprende que se puede vivir mejor, que tenemos una tierra pródiga con todo para dar, que tan solo necesita la voluntad del Pueblo y el coraje de sus dirigentes para ponerse en marcha.

75 Octubres, y NO NOS HAN VENCIDO.

#PeronismoParaSiempre

Por Javier Parbst – PERONISMO 26 DE JULIO.

Comentarios